Urbanismo se suma con los arquitectos y los aparejadores a la campaña nacional de la patronal de la construcción para desbloquear los atascos en las licencias

“Estamos de acuerdo con el diagnóstico: el repunte de la actividad económica ha pillado a los ayuntamientos vacíos de personal tras las duras restricciones aplicadas por el PP y necesitamos contratar personal”, asegura el concejal Ignacio Fernández del Páramo reclama más agilidad en el desarrollo del plan de choque acordado por el equipo de gobierno hace ya un año

Javi Prensa

La patronal de la construcción está llevando a cabo este mes de julio una campaña comunicativa en todo el país denunciando “atascos” en los departamentos de Licencias de determinadas ciudades a la que queremos sumarnos desde el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Oviedo, al igual que lo han hecho ya los colegios profesionales de arquitectos y aparejadores de nuestra ciudad.


Queremos estar con ellos en esa foto. Vaya por delante que Oviedo no es una “rara avis” y que la comunicación conjunta remitida ayer forma parte de una campaña nacional con los mismos actores y el mismo discurso. Nos encontramos estos días con idénticas situaciones denunciadas a través de los medios de comunicación en ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia.


Las cifras, ligeramente infladas, hablan de retrasos de 12, 16 y hasta 18 meses en los distintos departamentos de Licencias afectados. El diagnóstico que realizan es sencillo y no podíamos estar más de acuerdo: repunta la actividad económica, se disparan las solicitudes de licencias de obra, y esto pilla a los ayuntamientos vacíos de personal tras las duras restricciones aplicadas por los gobiernos del PP, que ha desmantelado la administración pública más cercana a la ciudadanía. ¿Qué están haciendo otros ayuntamientos para solventar los retrasos? Poner recursos humanos y tecnología.


¿Qué está haciendo Oviedo? Lo mismo, pero no a los niveles deseables. Los tres grupos políticos que formamos parte de la Junta de Gobierno Municipal (Somos Oviedo, PSOE e IU) aprobamos hace ya un año un plan de choque para hacer frente al problema al que no se le ha dado el desarrollo esperado, ni en la parte tecnológica ni en la de personal. Llevamos diciéndolo desde entonces y lo seguiremos repitiendo: la ley nos permite ahora mismo fichar en Oviedo mediante un concurso de méritos al menos a diez profesionales de alta capacitación procedentes de otras administraciones que contribuirían a resolver la situación.


Damos pequeños pasos como el reciente logro que sumamos con la incorporación de un nuevo arquitecto al área, que sin duda ayuda, pero no es suficiente. Para que la otra parte de la solución al problema, la de la modernización, comenzase a desbloquearse todo el mundo sabe que el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, ha tenido que sentarse a coger la cita previa los lunes en ventanilla. Es triste tener que llegar a esos extremos para que la maquinaria municipal se ponga a funcionar. Un año después de aquel acuerdo en junta de gobierno nos dicen ahora que tardará seis meses más: un tiempo precioso que hemos perdido.


En cuanto al ofrecimiento de los actores de esta campaña para asumir la externalización del servicio, no dudamos de su buena fe, pero el problema es que lo que proponen es ilegal. En Madrid la medida ha acabado en el Tribunal Supremo y en Sevilla se están planteando meter mano al Estatuto de Autonomía para poder llevarlo a cabo. Con todo, el área de Licencias del Ayuntamiento de Oviedo funciona mejor ahora que hace tres años y el concejal Ignacio Fernández del Páramo cuenta con la dedicación y esfuerzo de los trabajadores y trabajadoras, que le han mostrado su apoyo en privado y en público, también a través de sus representantes sindicales.


Sin personal y sin medios se han mejorado tiempos y se ha simplificado al máximo el procedimiento administrativo. Y esto hay que agradecerlo al esfuerzo del personal municipal. Así las cosas, desde el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Oviedo hacemos nuestra esta petición conjunta, nos sumamos a la campaña nacional de la patronal de la construcción, y animamos al resto de concejalías de Urbanismo del país a hacerlo para visibilizar más el problema y encontrar soluciones globales a medio y largo plazo que pasan inevitablemente por la flexibilización de las políticas de restricciones que asfixian a los ayuntamientos en materia de personal. Queremos que se permita a los ayuntamientos contratar trabajadores y trabajadoras para recuperar una administración desmantelada.